Uso de software libre y estándares abiertos en la administración pública

Propuesta original: 

Que las administraciones públicas adopten y utilicen software libre en todos sus ordenadores, según lo define la Free Software Foundation, y almacenen sus datos en formatos abiertos salvo cuando existan razones técnicas que justifiquen la utilización de otras plataformas/formatos (por ejemplo, la utilización de programas de propósito específico disponibles para una única plataforma, inexistencia de una alternativa libre consolidada).

En la actualidad, la inmensa mayoría de las administraciones y organizaciones públicas utilizan software privativo (concretamente, la plataforma Microsoft Windows) cuyo uso supone el desembolso de importantes cantidades de dinero procedente de los impuestos de los ciudadanos para el pago de licencias del sistema operativo y herramientas ofimáticas básicas (en torno a unos 600€ por puesto).

Dicha plataforma no sólo es propiedad exclusiva de una empresa estadounidense, único proveedor autorizado para desarrollar el sistema operativo, sino que, además, presenta un largo historial de vulnerabilidades de seguridad y de rápida obsolescencia. En la práctica, esto obliga a ir adquiriendo licencias de cada nueva versión y a renovar los equipos informáticos junto con las licencias.

Por ello, consideramos que las administraciones públicas deben adoptar y utilizar software libre en todos sus ordenadores, según lo define la Free Software Foundation, salvo que existan razones técnicas que justifiquen la utilización de otras plataformas (por ejemplo, la utilización de programas de propósito específico disponibles para una única plataforma).

Con esta medida no sólo perseguimos ahorrar dinero en licencias y actualizaciones de hardware; también romper la dependencia de las Administraciones públicas respecto las plataformas donde sólo hay un fabricante/proveedor.

Las plataformas de código abierto permiten a las administraciones acceder a soluciones de software de diferentes proveedores (mayor nivel de competencia) que son compatibles entre sí. Además, al ser su código abierto, se pueden modificar más fácil y rápidamente para adaptarlas a las necesidades propias de las administraciones, o para corregir errores y fallos de seguridad.

A pesar de que plataformas de código abierto has demostrado ser tan fáciles de usar (o más) que las propietarias, y disponer de alternativas a todos los programas de uso común, durante el cambio de sistema serán necesarios cursos de facilitación de la transición al nuevo sistema y sus herramientas.

Previsiblemente, la inversión necesaria para implantación, mantenimiento y desarrollo de los nuevos sistemas estimulará la economía local, y fomentará la creación y crecimiento de empresas de soporte y desarrollo para plataformas abiertas. De este modo, la inversión en infraestructuras tecnológicas generará más empleo y riqueza local que el modelo de plataformas privativas.

Para hacer posible la transición, y para garantizar que los ciudadanos pueden acceder a la información procedente de las administraciones públicas, esta medida se complementará con el uso obligatorio de estándares abiertos en la interacción electrónica con las Administraciones Públicas. Dichos estándares deberá estar aceptados por algún organismo internacional de estandarización, tener especificaciones publicas que cualquiera pueda implementar sin restricciones, y garantizar el acceso a largo plazo a los datos producido sin imponer la utilización de un producto específico y eliminando cualquier barreras técnicas o legal para el acceso a la información.

En este sentido, proponemos la utilización de Open Document y PDF como estándar ofimático para las administraciones públicas.

En el plazo de 9 meses, las administraciones públicas deberán adaptar sus herramientas ofimáticas para cesar la utilización de formatos de documentación que no cumplan los requisitos expuestos. Llegado este punto, se congelará la inversión en plataformas propietarias: a partir de este momento los nuevos puestos que se instalen utilizarán plataformas de código abierto y sus usuarios recibirán la formación necesaria para la transición.

Aprovecho para elevar la propuesta a la Asamblea General

Enlaces:

Ámbito Territorial: 
Estado: 
Subscribe to Comments for "Uso de software libre y estándares abiertos en la administración pública"