Requerimiento de aceptación de la publicidad por parte del receptor

Assigned to:Unassigned
Created:FCardelle at Sáb, 2009-06-06 03:46
Estado:Abierto ( - Economía, Comercio y Consumo / Priority Baja)
Case ID:Ideas para el Programa Electoral: 267-310
Última modificación:Lun, 2009-07-13 20:09

La publicidad es el principal pilar del sistema consumista, además de ser una intromisión en la libertad de vida de los ciudadanos.

Propongo que, para emitir publicidad, sea necesario que antes el receptor la acepte, sin ningún tipo de contraprestación.

Por ejemplo, para que una cadena pueda enviar publicidad en los descansos de su programación, el telespectador debe haber dado a un botón del mando aceptando, o bien haber firmado un papel. Para los demás, la pantalla quedaría con la carta de ajuste o lo que fuera.

Esta medida eliminaría completamente la publicidad de los espacios públicos.

Comentarios

Una propuesta interesante, que tiene varias ramificaciones.

En Internet, el usuario ya puede disfrutar de este derecho utilizando un navegador que le permita bloquear la publicidad.

En televisión y radio, sería fácil regular las emisiones para que las secciones de publicidad estuvieran marcadas de forma que los receptores pudieran identificarlas y, en función de las preferencias del usuario, reproducir los espacios publicitarios o bloquear el sonido y imagen (incluso sustituyéndolo por música clásica o sonidos de la naturaleza emitidos ininterrumpidamente en otra frecuencia de la radio-televisión pública). No obstante, imagino que las cadenas subvencionarían parte de los receptores que tuvieran deshabilitada esta función para asegurarse de que llegan sus anuncios.

En los medios de papel, la cosa me parece más difícil de solucionar, ya que podrías obligar a publicar ediciones con y sin publicidad. Pero dudo que alguien quiera pagar más por la versión sin publicidad y hacer dos tiradas paralelas encarecería los costes de producción.

Y luego están las vallas publicitarias también, además de la publicidad integrada en los contenidos, como las entrevistas a fulanito que acaba de lanzar su último libro/disco.

Este tema si que requiere de un estudio muy detallado y es dificil, pero me gustaría abordar uno que es posible, el que te llega por correo, por sms, e-mail, etc.
Cuando te llega una publicidad porque han conseguido tus datos en una determinada lista y tienes que ser tu quien especifiques por escrito en x plazo que no la quieres recibir.
Se que esta regulado así por ley, pero eso no significa que necesariamente tenga que estar de acuerdo. Pienso que debería de ser al revés, que junto con el primer envío me deverían de enviar la solicitud para que les permitiera que me enviaran su publicidad y las instrucciones de como pararlo cuando yo lo deseara, y solo cuando recibieran mi consentimiento podrían seguir enviandome mas publicidad, no como ahora que para liberarte tienes que inscribirte en la lista "Robinsons" y la posibilidad de perderte alguna publicidad que a lo mejor si te interesa.

La AEPD y la FECEMD acaban de presentar un sistema de “Lista Robinson”, en el que los ciudadanos podrán inscribirse para evitar recibir publicidad telefónica, electrónica y postal.

Si se exigiera legalmente verificar que los destinatarios de una operación de marketing no estén en esta lista antes de realizarla, la propuesta sería una realidad.

Me mantengo en mi critica al sistema y me parece una mascarada lo del sistema de “Lista Robinson”, 1º porque sigue dando libertad a las empresas de negociar libremente con listados y es el consumidor, cuando ya esta saturado el que tiene que inscribirse para que ya no le envíen mas. 2º porque es un descaro inadmisible que porque dos o tres empresas sin escrupulos te inunden de publicidad tengas que inscribirte en la Robinson y renunciar a recibir TODO TIPO DE PUBLICIDAD, me explico, no me interesa publicidad de tarjetas de crédito, pero si de ofertas de llamadas desde móviles, porque perder lo segundo.

Lo que a mi juicio tiene que hacer ese tal Robinson es tramitar las quejas hacia esas determinadas empresas y que se he hagan efectivas las bajas que solicitamos los consumidores cuando recibimos determinada publicidad no deseada. Controlar que efectivamente en cada envío aparece claramente el lugar a donde te tienes que dirigir para solicitar la baja y que el medio para hacerlo sea fácil, directo y barato.

Subscribe to Comments for "Requerimiento de aceptación de la publicidad por parte del receptor"