Refundación de Europa y democratización de su estructura política

Assigned to:Unassigned
Created:rux at Jue, 2007-12-20 04:38
Estado:Abierto ( - Relaciones Internacionales / Priority Baja)
Case ID:Ideas para el Programa Electoral: 267-291
Última modificación:Vie, 2010-01-01 00:35

La proceso de construcción de la Unión Europea presenta profundos déficits democráticos, como demuestra el escaso interés y fuerte rehazo

La comisión Europea, cuyo presidente es elegido por los gobiernos de los estados miembros (es decir, que representa a los representantes de los europeos), representa el poder ejecutivo, tiene en exclusiva la capacidad de plantear iniciativas legislativas al parlamento europeo y vigila que los países miembros adoptan adecuadamente la normativa europea una vez aprobada. Su equipo lo conforman los famosos comisarios que redactan las directivas europeas. Todo ello sin participación ciudadana alguna.

El parlamento europeo, cuyos eurodiputados sí que son elegidos directamente por los ciudadanos, no ejerce la iniciativa legislativa, sino que se limita a aprobar o rechazar las propuestas de la Comisión. Tampoco puede proponer o elegir al Presidente de la Comisión (aunque sí vetarlo). Sus labores incluyen el control del ejecutivo a través de comisiones (pudiendo destituirlo con mayoría de 2/3), la ratificación de tratados internacionales y la elaboración de los presupuestos.

La labor legislativa del parlamento europeo la comparte con el Consejo de la Unión Europea, otra cámara compuesta por los ministros y gobiernos de los países de la Unión y formalmente depositaria del poder ejecutivo, que delega en la Comisión Europea (a cuyo presidente elige). Esta cámara sí que tiene de iniciativa legislativa en determinadas areas, y es el marco en que se toman decisiones importantes por reunir a los representantes de los Gobiernos de la Unión, sin participación ciudadana alguna.

Se puede observar que la estructura política de la unión está demasiado gubernamentalizada, motivo por el cual se toman decisiones que afectan a todos los ciudadanos sin debate público ni referéndum alguno, y se externaliza la soberanía nacional de los países miembros en organismos poco democráticos, que luego se utilizan como justificación para tomar medidas impopulares ("impuestas desde Europa").

Ante estas circunstancias, no es de extrañar que los ciudadanas y ciudadanos de Francia y Holanda rechazaran en 2005 la "constitución" europea que los Jefes de Estado y de Gobierno habían adoptado. En varios países, este tratado no se ha ratificado nunca.

A finales de junio de 2007, los Jefes de Estado y de Gobierno lanzaron por la vía rápida un nuevo Tratado europeo, sin debate popular, sin referéndum. Y el 13 de diciembre en la Cumbre de Lisboa aprobaron el nuevo Tratado que recoge básicamente lo mismo que se rechazó anteriormente (modificaciones en las páginas 16-32).

La propuesta es refundar Europa sobre las bases de unos poderes ejecutivo y legislativo independientes, con las funciones que les son propias, debidamente separados, y elegidos directamente por la ciudadanía mediante referéndum, que redacten una verdadera Constitución Europea con los ciudadanos y para los ciudadanos.

Mientras, os dejo un enlace de una campaña de recogida de firmas para reclamar un referéndum sobre el nuevo tratado:

http://www.firmasonline.com/1firmas/camp1.asp?C=1013

Comentarios

Se anexa la siguiente propuesta por parecida

Transformación de la Unión Europea en una Confederación de Estados Europeos con una estructura democrática y participativa

El déficit democrático de la unión europea es un tema pendiente del proceso de construcción de este estado supranacional. Algo inaceptable teniendo en cuenta la enorme importancia que para cada país tienen las decisiones europea, que prevalecen sobre las leyes nacionales.

Subscribe to Comments for "Refundación de Europa y democratización de su estructura política"