Reducción de la duración de los derechos de autor a 20 años desde la publicación

Assigned to:Unassigned
Created:rux at Sáb, 2007-12-15 12:33
Estado:Abierto ( - Educación, Cultura y Ciencia / Priority Baja)
Case ID:Ideas para el Programa Electoral: 267-331
Última modificación:Sáb, 2009-05-02 15:15

La actual ley de derechos de autor (Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual) establece una duración de la exclusividad de la explotación de la obra de hasta 70 años desde la muerte del autor, lo que en la práctica puede extenderse hasta 120 años desde su publicación, según la longevidad del mismo/a.

Semejantes plazos, lejos de servir para fomentar la creación, difusión y conocimiento del patrimonio científico, artístico y cultural (fin último por el que se reconoció la propiedad intelectual), son utilizados hoy para obstaculizarlo bajo el pretexto de la defensa de unos derechos de explotación que, en muchos casos, ni siquiera se están ejerciendo.

De este modo, en vez de devolver a la sociedad obras que carecen de valor de explotación, los titulares de estos derechos se valen de ellos para hacer inaccesible un importante patrimonio cultural (como pasa con libros marginales que no se (re)publican porque el titular de los derechos considera poco rentables para justificar hasta la tirada más corta), y la fecha de expiración de los mismos es difícil de determinar.

Por tanto, a fin de fomentar el impulsar el acceso a la cultura, al que todos tenemos derecho según el artículo 44.1 de la Constitución, y ofrecer seguridad jurídica a quienes ponen a disposición del público obras cuyos derechos han caducado, proponemos la modificación de la Ley de Propiedad Intelectual, reduciendo la duración de la exclusividad de los derechos de explotación de cualquier obra a 20 años improrrogables desde la fecha de su publicación, salvo que sus titulares renuncien a ellos expresamente o no se ejerzan durante un periodo ininterrumpido de 10 años.

Una vez vencido, la obra pasará a dominio público, y todo el mundo puede acceder a ella y reproducirla libremente, incluso distribuirla para fines comerciales.

Comentarios

Rux, aparte de permitirme una broma fácil... no veo cómo sería posible extender la exclusividad de la explotación de 70 años después de muerto a 120 años después de muerto... dependiendo de la "longevidad" del mismo, pues supongo que no estaría "vivo" para tener vela en ese asunto. No creo que hayas querido tampoco acumular la protección en vivo a la de después de muerto, pues adjudicar solo 50 años en vida sería no apreciar demasiado la duración de la vida del prójimo.

Creo que te pasas un poco, entrometiéndote en la libertad de los autores, si quieres limitar la protección a los 20 años improrrogables desde la creación/publicación. En cualquier caso, estando el autor VIVO, es él quien DEBE tener la última palabra. Suponiendo que más de un creador se encuentre vivo 20 años después de crear su obra... con qué derecho pretendes imponerle lo que debe hacer con la misma? Mientras viva, podrá libremente disponer de su obra como le plazca... venderla, regalarla, ponerla bajo Creative Commons o pasarla al dominio público...

Para mi, lo que hay que evitar es que OTROS las entierren en sus fondos comerciales o las mantengan muertas de risa en ellos una vez que aquel que detiene el derecho moral sobre la misma ha fallecido, ya sean entidades comerciales u herederos legítimos del finado.

Ahí, yo estaría de acuerdo en que hasta 20 años después de desaparecido el creador es tiempo más que suficiente para que amortigüen su inversión los carroñeros.

NingunOtro, creo que a lo que Rux se refería es que un autor publica a los 20-30 años una obra, y fallece a los 75-80 años, quizás más tarde, ya son unos 50 y tantos años de derechos de autor, más los 70 que concede la ley después de su fallecimiento hacen los 120 (es decir, desde la fecha de publicación y no de fallecimiento). Dicho esto, 70 años son demasiados y no veo por qué los familiares del autor se tienen que aprovechar durante tanto tiempo de una herencia "intelectual" para, como dice rux, muchas veces bloquear la publicación de obras minoritarias. En Italia, con la música son 50 años desde el momento que se registra la canción, así que con los libros yo haría o lo mismo o como dice NingunOtro, mientras el autor esté en vida tiene derecho sobre sus obras, pero tras su muerte, 20 años son más que suficientes, y al menos se podrían rescatar obras desconocidas que hoy por hoy sólo se encuentran en un puñado de estanterías y son difíciles de encontrar.

Como dice Troppinhaus, el cálculo de los 120 años se hace desde la publicación original. Respecto a lo que comentas, hay que tener en cuenta que la creación cultural (libros, música, etc...) es de las pocas actividades que se realizan una vez y de las que se puede vivir toda la vida.

Mi propuesta es que las obras pasen al dominio público pasados 20 años desde la publicación, sin menoscabo de los derechos inalienables del autor (como el reconocimiento de su autoría). En ningún caso pretendo entrometerme en la libertad de los autores, que pueden explotar sus obras como les plazca a sabiendas de que en 20 años se acaba su monopolio sobre la obra (que habrán cedido a la editorial). Si lo prefieren, son muy libres de no publicar o retrasar la publicación hasta cuando les convenga.

Por ejemplo, los derechos de explotación de "Harry Potter y la piedra filosofal" vencerían en 2017 (versión en inglés) en el supuesto de los 20 años desde su publicación, mientras que los de el último de la saga, "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte", vencerían en 2027... tiempo más que suficiente para que la autora se lucre de su obra sin prejuicio de que siga escribiendo obras de Harry Potter hasta el fin de sus días, y cobrando de sus derechos.

Incluso después de pasar al dominio público, nadie podrá quitarle a la autora la autoría de sus obras, de la que también puede vivir dando conferencias; haciendo ediciones revisadas con contenidos adicionales, versiones en audio narradas por ella... eso sí no registra "Harry Potter" como marca y la utiliza para fabricar merchandaising.

En cualquier caso, para ser más flexibles, se podría modificar la propuesta permitiendo la extensión del copyright hasta un máximo de otros 20 años (20+20) siempre que el propietario de los derechos de propiedad intelectual solicite la prolongación del periodo de copyright y mantenga el título a disposición del público (es decir, publicado y a la venta, aunque sea por internet).

Como he leído por ahí, "El énfasis actualmente no se está poniendo en la defensa de la cultura sino en la defensa de los beneficios derivados de la misma".

Artículo sobre las obras huérfanas

Subscribe to Comments for "Reducción de la duración de los derechos de autor a 20 años desde la publicación"