Medidas para la mejora de la calidad de la enseñanza

Assigned to:Unassigned
Created:rux at Mar, 2007-12-25 06:48
Estado:Abierto ( - Economía, Comercio y Consumo / Priority Baja)
Case ID:Ideas para el Programa Electoral: 267-334
Última modificación:Mar, 2009-05-26 21:24

A la vista de los resultados obtenidos en España en el informe Education at a Glance 2007 - OCDE (en inglés), "La educación en los países de la OCDE". Extracto en Español del Ministerio de educación, propongo los siguientes medidas para mejorar la calidad de la enseñanza en nuestro país:

  • Límite de una asignatura suspensa, que no sea lengua española ni matemáticas, para poder pasar de curso, existiendo la posibilidad de realizar exámenes extraordinarios en septiembre.
  • Libros de texto gratuitos
  • Incremento de la Inversión en educación hasta el 5.3% de PIB (media europea - 2005 = 4,5%). Depende de las comunidades autónomas.
  • Limitar por ley el número máximo de alumnos por aula a 20 en primaria y 22 en secundaria (Tabla D2.1).
  • Limitar el ratio mínimo profesor / alumno al 10% (un profesor por cada 10 alumnos) (Tabla D2.2).
  • Jornada laboral máxima de 35h/semanales para los profesores. (Tabla D4.1)
  • Incremento de los días lectivos desde los 176/año hasta los 190 al año (+7,95%) sin añadir temario.
  • Incremento de la jornada laboral de profesorado de las actuales 1425h/año hasta 1600h/año (+12,28%), de las cuales 40h estarán dedicadas a la formación y reciclaje del profesorado, en período no lectivo.
  • Establecimiento de un tope máximo de horas de clase para los profesores correspondientes al 60%-50%-45% de la jornada laboral según sean de primaria, secundaria básica (1º-2º ESO), secundaria superior (3+ºESO).
  • Evaluación anual de los niveles de calidad de todas las escuelas, incluyendo parámetros como calificaciones medias y % de alumnos que acaban sus estudios. Se deberá informar a los padres de las evaluaciones obtenidas por cada centro en los 3 últimos años a la hora de elegir escuela y se utilizarán como modificadores de los sueldo base de los empleados del centro (Tabla D5.1).
  • Creación de un sistema de retribución variable sobre el salario base de los profesores en función de los resultados de la enseñanza en los alumnos en exámenes independientes, basandose en los criterios de evolución de los alumnos respecto a su media (mejoría) y en la puntuación absoluta, y el aprovechamiento de las horas de formación anuales.
  • Implantación de exámenes a nivel estatal en los cursos pares, que servirán para controlar el aprendizaje de los alumnos, para homologar la educación entre comunidades y para evaluar la labor de los centros y los docentes.
  • Creación de un master de postgrado de magisterio, centrado en la psicopedagogía y técnicas formativas, a realizar después de licenciarse en la carrera cuya materia se desea impartir (filología hispánica, inglesa, matemáticas, biología/geología, química...), que de acceso a bases salariales más altas.
  • Prohibición del doblaje de los programas emitidos en horario infantil. Pudiendo ser subtitulados en español (faltaría) con el objetivo de mejorar la capacidad lectoral del niño (leyendo subtítulos) y acostumbrando el oído a otros idiomas.

La principal función del sistema educativo es garantizar la igualdad de oportunidades entre todos los alumnos sea cual fuere su origen social, racial o religioso.

Comentarios

Estoy de acuerdo con todas la propuestas de Rux y quiero añadir otra que me parece básica para que las demás funcionen: los padres deben estar implicados quieran o no.
Es un hecho que la educación de sus hijos es primeramente su responsabilidad. Como he leído en este interesante artículo si un padre deja morir de inanición a su hijo sufrirá el peso de la ley. ¿Por qué no es así si deja morir de inanición a sus capacidades intelectuales y/o espirituales?
Propongo que se haga responsables por ley a los padres de las desatenciones a estos aspectos, ya que un sistema educativo perfecto no sirve de nada si no se hace uso de él.

Interesante artículo. Cómo se comenta en él "negar la educación a un niño es negarle su futuro" y, ciertamente, los padres son los primeros responsables de la educación de sus hijos. Por tanto, no me parece descabellado proponer una reforma legal para equiparar el fracaso escolar al maltrato o abandono infantil... seguramente así los padres irresponsables se lo tomarían más en serio.

Sin embargo, no basta con sancionar, también hay que poner a disposición de todos los recursos educativos necesarios para evitar que se produzcan estas situaciones: separar a padres e hijos no es una buena solución, y debe ser el último recurso en cualquier caso.

Considero que estas reformas sobre "la forma" de la enseñanza ciertamente mejorarían su calidad. Por otra parte considero que más importante (y sin duda mucho más complejo) es replantearse "el fondo" de la misma, esto es, qué se está enseñando.

100% de acuerdo.

Muchos padres no están capacitados para educar a sus hijos. Hoy en día se pide un título para todo, menos para la tarea más difícil que es educar a los hijos. También está la falta de tiempo... trabajamos demasiado. En cualquier caso, el sistema educativo debe compensar en la medida de lo posible los errores de los padres.

Estoy de acuerdo con todas las medidas excepto con la que dice:
"Creación de un sistema de retribución variable sobre el salario base de los profesores en función de los resultados de la enseñanza en los alumnos en exámenes independientes, basandose en los criterios de evolución de los alumnos respecto a su media (mejoría) y en la puntuación absoluta, y el aprovechamiento de las horas de formación anuales."

No creo que esta medida sea la más adecuada. Los profesores deberían ganar un sueldo exclusivamente fijo. Podría desembocar (en malas manos que solo busque ganar más dinero) en fomentara la competitividad a niveles muy básicos y el posible fraude de notas para ganar más.

Yo añadiría un punto más:
"Idealmente un ordneador por alumno en cada clase y, en caso extremo, dos alumnos por cada conexión a Internet que debe estar controlada y vetada por parte del responsable docente".

Los riesgo que comentas sobre el sueldo variable existen, pero se mitigan utilizan evaluaciones objetivas del mérito de cada uno (y no lo que diga el jefe-amiguete). Yo creo en la meritocracia, y que, como todos los profesores no son igual de buenos (desgraciadamente), tampoco pueden cobrar lo mismo.

Respecto al ordenador en clase, creo que sólo sería una distracción y fomentaría la tendencia ya preocupante de problemas para concentrarse más de 5 minutos y el sobredesarrollo de la memoria visual (en detrimento de otras). En vez de eso, consideraría que todos los colegios tuvieran abierta un aula de informática con 1 ordenador (con Sistema Operativo libre) por cada 20 niños matriculados en ESO que sirviera para las clases de informática y, fuera del horario lectivo, permita a los alumnos reservar los equipos una o dos horas al día para su uso con fines educativos.

"Yo creo en la meritocracia, y que, como todos los profesores no son igual de buenos (desgraciadamente), tampoco pueden cobrar lo mismo."
Me gustaría que lo reconsideraras... por esa regla de tres el voto de un ciudadano inteligente o con mayor formación debería contar como el de tres ciudadanos... no sé si me habré equivocado de partido...
Además, lo de ser buen profesor es enormemente subjetivo. Hay mucho más que conseguir transmitir unos contenidos. Está el trabajo a largo plazo de "enseñar a aprender", fomentar unos alumnos críticos y autónomos, transmitir valores, hacer que los alumnos disfruten aprendiendo... no se puede evaluar todo eso.

No sé si te habrás equivocado de partido, pero me parece que tu ejemplo del voto es mucho extrapolar.

Cuando me refiero a buenos profesores, me refiero a aquellos profesores que logran alcanzar y superar los objetivos marcados para cada curso.

Todos los profesores tienen como principal cometido lograr que sus alumnos alcancen determinados objetivos curriculares: escribir sin faltas, realizar correctamente determinadas operaciones matemáticas, adquirir una serie de conocimientos, aprender a convivir con sus compañeros, aprender a pensar de forma crítica y a autoformarse, por citar algunos. Algunos objetivos serán individuales (nivel de matemáticas para profesores de matemáticas) y otros compartidos por todos los profesores de un mismo alumno (capacidad de aprender o convivir).

Considero que el grado de consecución de los objetivos puede medirse de forma independiente y con bastante objetiva (no digo que sea fácil ni preciso al 100%). Se puede verificar si los alumnos de la 4º de la ESO han alcanzado estos objetivos mediante pruebas directas (como redactar un ensayo en el que justifiquen su postura respecto a un tema no incluido en el temario, por ejemplo "¿Es España una democracia? Sí, no y razones que apoyan tu opinión") o datos indirectos (como el grado de conflictividad y el numero de iniciativas comunitarias realizadas por los alumnos fuera del horario escolar para la convivencia, por sugerir algo).

Por tanto, dado que es posible medirlo, me parece justo y recomendable recompensar a quienes logran superar sus objetivos curriculares (que niños de 1º de la ESO tengan un nivel de lectura de 3º de la ESO) para el curso como medida para mejorar la calidad de la enseñanza. La forma de hacerlo sería que una parte del salario de los profesores (por ejemplo, 15%) sea variable, y se determine su cuantía en función del grado de consecución de sus objetivos educativos mediante una escala graduada en la que no alcanzar los objetivos no suponga una perdida de dicha parte del salario.

Así, si los alumnos se mantienen al nivel que el curso anterior ("no aprenden nada"), el salario del profesor sería del 85% de su base, mientras que si alcanzan los objetivos curriculares del curso siguiente, el profesor cobraría el 115% de su sueldo. La liquidación de este concepto se podría hacer en forma de paga extra, prorrateando las pagas extras normales para mantener los ingresos mensuales estables.

Evidentemente, existen variables externas que influyen en la capacidad de enseñar, como la composición social del centro o nivel educativo e implicación e los padres. Por eso, quizás sería más justo que el criterio de comparación incluya los resultados del año anterior del mismo centro y profesor, además del baremo normativo nacional que garantice unos mínimos.

Esta medida no es la clave del éxito, pero creo que fomentaría la "productividad" de los profesores

Entre los objetivos de este programa de reforma de la educación debería incluirse el minimizar el abandono escolar, en torno al 30%, y la revitalización de la formación profesional (FP) como vía de inserción laboral.

También considero que la educación infantil (0-3) debe universalizarse y profesionalizarse para que no sea simplemente una guardería; y reducirse los conciertos educativos para, con esos recursos, aumentar la calidad y número de centros públicos. Como criterio de reducción de conciertos, empezaría por eliminar los conciertos de los centros educativos confesionales.

Subscribe to Comments for "Medidas para la mejora de la calidad de la enseñanza"