Reducción progresiva de la duración de las patentes hasta su supresión

Assigned to:Unassigned
Created:rux at Sáb, 2007-12-15 14:20
Estado:Abierto ( - Educación, Cultura y Ciencia / Priority Baja)
Case ID:Ideas para el Programa Electoral: 267-324
Última modificación:Sáb, 2010-01-16 12:33

El sistema de patentes se creó para favorecer la difusión del conocimiento y fomentar la innovación científica y técnica mediante la concesión de derechos exclusivos sobre las invenciones que se hicieran públicas. El Estado, como garante de esos derechos, debe velar porque la tecnología patentada solo sea utilizada por las personas autorizadas mientras dure la patente, permitiendo a los titulares de los derechos excluir a otros competidores de la comercialización de productos que incorporen tecnologías patentadas.

Aunque es innegable el beneficio que supone la divulgación de la invención, la excesiva duración de los derechos exclusivos sobre la misma perjudica al interés general al permitir a los titulares de la patente secuestrar tecnologías perjudiciales para sus modelos de negocio, retrasar la generalización de soluciones técnicas más eficaces (al menos, hasta que se amorticen las actuales), y crear relaciones de dependencia tecnológica entre quienes tienen los derechos sobre la tecnología y quienes la necesitan.

De hecho, el no reconocimiento del sistema de patentes es una medida que han aplicado consistentemente los países en vías de desarrollo para competir con las economías dominantes, como muestran las fechas de adhesión al tratado de París de 1883 de Rusia (1965), China (1985) o los países suramericanos. Esta privatización del conocimiento humano altera el libre comercio y el funcionamiento eficaz de un mercado competitivo, que redunde en beneficio de los consumidores.

Dado el actual contexto de integración internacional de mercados y el exceso de oferta sobre la demanda a nivel global, creemos que ya no es necesario mantener los parámetros propios del actual sistema de patentes. La necesidad de innovar la establece la propia dinámica capitalista, para diferenciarse de la competencia, y se impulsa con la investigación básica financiada con dinero público. Se investigaba antes de que existieran las patentes y se investigará después, es inherente a la dinámica humana.

La reducción de la duración de las patentes reduciría drásticamente tanto el tiempo de generalización de los avances tecnológicos como el coste para los usuarios; y dinamizaría increíblemente la economía al suprimirse estas barreras artificiales a la competencia. La ingeniería inversa sería la fuente principal de difusión del conocimiento (como ya pasa ahora), y el secreto comercial y los acuerdos de no divulgación serían los procedimientos utilizados para proteger las invenciones temporalmente.

Las empresas innovadoras gozarían del prestigio de la autoría del invento y la ventaja que les da ser los primeros en comercializarlo mientras sus competidores copian e introducen en producción las nuevas innovaciones. A su vez, podrían incorporar las mejoras que introdujesen sus competidores para poder desbancarlos, creando un ciclo de retroalimentación de la innovación que llevaría al surgimiento esfuerzos conjuntos en I+D+I, haciendo más eficiente la inversión en investigación al no duplicarse los esfuerzos.

En consecuencia, proponemos eliminar progresivamente el sistema de patentes. Para hacerlo, consideramos necesario reformar el "Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio" (Organización Mundial del Comercio), que establece en su artículo 33 que las patentes deben durar mínimo 20 años o abandonar la OMC. También habría que modificar los términos del Convenio de Munich de 5 de octubre de 1973 sobre la Patente europea.

Por tanto, la propuesta realmente sería presionar a estos organismos para reducir la duración de la concesión de patentes y, mientras, reducir la duración de las demás formas de propiedad industrial sobre las que disfrutamos de plena soberanía (modelos de utilidad / industriales) a 5 años desde su solicitud o 3 años desde su concesión, lo que sea más largo.

Como medidas adicionales y/o provisionales, creemos conveniente condicionar la vigencia de la patente al pago de una tasa anual que se incremente exponencialmente, de modo que se incentive el abandono de las patentes antes de los 20 años por el incremento del coste de proteger una tecnología vieja, y la concesión a quien las solicite de licencias obligatorias a partir del quinto año, previo pago de una tasa fija sobre las ventas de los artículos que incorporen dicha tecnología. Esta tasa se iría reduciendo progresivamente entre los años 5 y 20 de la patente, y su importe íntegro sería para el titular de la misma.

Estudios:

Patents' Optimum Length and Width: a Mechanism to Encourage Innovation (Spanish) - Es más una introducción general al problema
An Analysis of Patent Length: Encouraging Innovation by Shortening Patent Protection. Si alguien tiene acceso de subscriptor, estaría bien leerlo.

Opinión:

Otra reflexión sobre las patentes

Subscribe to Comments for "Reducción progresiva de la duración de las patentes hasta su supresión"