Condonación de la deuda externa ilegítima y nuevas normas para el repudio de deudas internacionales

Assigned to:Unassigned
Created:rux at Sáb, 2009-08-15 01:58
Estado:Aceptado ( - Relaciones Internacionales / Priority Baja)
Case ID:Ideas para el Programa Electoral: 267-293
Última modificación:Lun, 2010-02-01 14:53

Propuesta en la Asamblea
La deuda externa acumulada por los países con menos recursos supone una de las causas principales del subdesarrollo. Lejos de ayudar a mejorar la situación de la población, las deudas contraídas en el pasado por estos países ahogan sus economías y detraen importantes recursos para alcanzar los Objetivos del Milenio. En vez de emplearse en la mejora de las condiciones de vida, dichos recursos económicos deben emplearse en pagar estas deudas y sus intereses.

Este hecho es más grave todavía en aquellas situaciones en las que el crédito fue concedido a gobiernos no elegidos democráticamente mediante elecciones justas y plurales. Las poblaciones que fueron sometidas por dichos gobiernos no pueden asumir como propia la deuda que contrajeron aquellos que doblegaron su voluntad democrática.

Por todo ello, proponemos:

  1. La condonación total e incondicional de las deudas bilaterales contraídas con España por países en los que los créditos no fueron utilizados para mejorar el bienestar de la población a la que iban dirigidos, ni contribuyeron al desarrollo económico, social o cultural del país; especialmente cuando, en el momento de la concesión de los créditos, los gobiernos de dichos países no hubieran sido elegidos democráticamente.
  2. La condonación total e incondicional de todas las deudas -de cualquier tipo- contraídas con España por los países Países Pobres Altamente Endeudados (PPAE), los del África Subsahariana no incluidos en los anteriores, y los Países Menos Adelantados. La suma de estas condonaciones se estima en 2.419 millones de euros, un 0,16% del PIB, aproximadamente una cuarta parte de la deuda de la que Estado español es acreedor (2007).
  3. No utilizar de los créditos o la deuda para imponer a los países afectados medidas de
    política económica que socaven su soberanía y autonomía y/o sean alteren a las decisiones que hubieran tomado al respecto como, por ejemplo, supresión de barreras arancelarias o privatización de servicios públicos.
  4. Abandonar el crédito como forma de ayuda al desarrollo, sustituyéndolo en última instancia por préstamos cerrados en los que, en el momento de la concesión, quede establecido la cantidad total a devolver en función de la duración estimada del mismo, no siendo ampliable la deuda.
  5. Promover en todos los foros internacionales la aplicación de los puntos anteriores a las deudas presentes y futuras contraídas con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, o cualquier otra institución supranacional de la que forme parte España; así como la democratización del funcionamiento de estas instituciones supranacionales de modo que todos los países participen en la toma de decisiones en condiciones de igualdad en derechos, voz y voto.
  6. Promover la creación de un tribunal internacional para resolver los conflictos financieros entre naciones y la adopción de una serie de criterios internacionales que permitan:
    1. la moratoria indefinida de la deuda cuando para su pago sea necesario reducir la inversión pública en bienestar social en los países endeudados;
    2. el repudio de deudas cuando los fondos recibidos no hubieran sido utilizados para los fines previstos, o los gobiernos que hubieran contraído dichas deudas no hubieran sido elegidos democráticamente.

» Más información en la propuesta de Sin Duda Sin Deuda, en la que está basada esta.

Comentarios

Estado: Debatiéndose » Aceptado

Aprobada en votación por la Asamblea en su sesión 2009.08.27

Subscribe to Comments for "Condonación de la deuda externa ilegítima y nuevas normas para el repudio de deudas internacionales"