Elección de parlamentarios/senadores por circunscripción nacional/autonómica

Assigned to:Unassigned
Created:rux at Sáb, 2007-09-22 00:02
Estado:Abierto ( - Organización Política del Estado y Libertades Públicas / Priority Baja)
Case ID:Ideas para el Programa Electoral: 267-337
Última modificación:Jue, 2008-03-13 01:30

Ya se ha analizado cómo afecta el tamaño de las circunscripciones electorales a la representatividad en la asignación de Escaños.

Para implantar esta medida, sería necesario modificar la Constitución para adecuar la circunscripción electoral al ámbito de competencias de los representantes. Única nacional para los Parlamentarios y autonómica para los Senadores. En estos momentos la circunscripción es provincial en ambos casos, haciendo difícil que los partidos minoritarios consigan representantes.

Así quedarían las circunscripciones si el congreso estuviera compuesto por 400 y el número mínimo de diputados por circunscripción fuera 1, y con el sistema actual de 350 diputados con mínimo 2 por provincia respectivamente:

				Habitantes	Diputados
1	Andalucía		6.233.350	70	62
2	Aragón			363.035		5	8
3	Asturias		982.067		12	9
4	Baleares		706.873		9	7
5	Canarias		1.525.852	18	15
6	Cantabria		487.953		6	6
7	Castilla La mancha	1.374.555	16	20
8	Castilla León		2.168.555	25	33
9	Cataluña		5.324.578	60	47
10	C. Valencia		3.503.961	40	32
11	Extremadura		896.320		11	11
12	Galicia			2.638.339	30	27
13	La Rioja		238.777		4	4
14	Madrid			4.488.401	51	34
15	Navarra			473.981		6	5
16	País Vasco		1.781.133	21	19
17	Murcia			969.861		12	9
18	Ceuta			50.709		2	1
19	Melilla			50.709		2	1
				34.259.009	400	350

Comentarios

Esta propuesta parte del principio, no necesariamente aceptado, de que queremos continuar con el actual modelo de partidos políticos. Otra opción, más interesante según mi renovada visión del tema, sería REDUCIR el tamaño de la circunscripción a tamaños entre 3 y 8 escaños, de modo que los ciudadanos puedan elegir a sus representantes de forma directa de una lista de nombres que se presenten (como parte de un partido o como independientes).

De esta manera se consiguen tres cosas: 1) Que los ciudadanos elijan verdaderamente a sus representantes (directamente), con los que podrían tener un trato más cercano; y 2) Que los políticos no dependan de los partidos ni se limiten a pulsar el botón en las votaciones, ya que tendrán que trabajar por sus votantes; 3) Se acabó la escusa del transfugismo, ya que se votan a los candidatos directamente, y estos podrán actuar de forma realmente independiente.

Ver temas relacionados en este foro:

Propuesta para el Senado

En un país donde la población se distribuye de forma tan desigual como en España resulta conveniente que, al menos en una cámara, los representantes de los ciudadanos se asignen en función de la división geográfica del territorio. De esta forma se contraresta el efecto de concentración de voto en los núcleos urbanos más poblados, que podría llegar a perjudicar a los intereses de los menos representados, y se asegura la representación parlamentaria de todo ciudadano independientemente de dónde viva.

Esta es la función del Senado, que es una Cámara de representación territorial. Sin embargo, también hay que tratar de conseguir que exista un equilibrio en la representación de los diferentes territorios que constituyen España, de modo que cada autonomía se sienta en igualdad de condiciones respecto a las demás.

Por este motivo, creo que habría que cambiar el actual modelo de distribución de escaños para igualar el peso de cada Comunidad Autónoma dentro del Senado, de modo que se pueda establecer un diálogo entre iguales.

La distribución actual es como sigue:

Se elige en las elecciones a 208 Senadores:
4 x Senadores por provincia
5 x Baleares y Gran Canaria
6 x Tenerife
2 x Ceuta y Melilla

Además, las Asambleas de cada CC.AA eligen:

1 x cada Comunidad Autónoma (CC.AA)
1 x cada millón de habitantes

Este reparto hace especial énfasis en la provincia como circunscripción e introduce el sesgo de la población en el reparto de Senadores, lo cual deja un Senado poco equilibrado territorialmente, donde Castilla León y Andalucía tienen más del 15% de los Senadores mientras que Asturias, Navarra o Murcia tienen el menos del 3% de Senadores.

El recurso a la provincia como circunscripción tiene su sentido, ya que es una muy buena forma de contrarrestar la concentración de voto en nucleos urbanos, de acercar la realidad más rural a la política y de que cada ciudadano tenga un Senador "cerca" al que poder acudir. Sin embargo, no puede ser el criterio cuantitativo principal, ya que hay CC.AA con más provincias (pequeñas) y otras con menos, y más grandes.

La utilización de las cifras de población como criterio para establecer el número de Senadores por CC.AA me parece muy inadecuado. El motivo es que da más representación a las CC.AA con mayor población, lo cual significa más presencia en la vida política de esas CC.AA, y mayor poder de decisión respecto a las demás. Mi opinión es que el Senado debería redistribuir la soberanía por todo el territorio por igual.

¿Entonces qué? Mi propuesta es igualar a todas las CC.AA, de modo que en cada una de ellas se elijan 16 Senadores siguiendo las siguientes reglas:

  • Al menos 4 Senadores deberán elegirse por circunscripción Autonómica mediante referendum.
  • De los restantes, se eligirán mediante referendúm por circunscripción provincial el máximo número posible que permita que todas las provincias elijan los mismos Senadores. El número de senadores restantes no asignable a las provincias serán elegidos por circunscripción autonómica.
  • En las provincias insulares, se eligirán los Senadores en las siguientes circunscripciones: 4 en Mallorca; 3 en Gran Canarias y Tenerife; 2 en Menorca, y 1 en las islas menores: Ibiza, Formentera, Fuerteventura, Gomera, Hierro, Lanzarote y La Palma.
  • Las CC.AA uniprovinciales se dividirán en 2 circunscripciones separadas según lo establezca la ley electoral (por debatir).
  • Ceuta y Melilla eligirían 2 Senadores cada una.

De este modo, en Andalucía y Castilla León se elegiría 1 senador por provincia más 3 y 4 a nivel autonómico respectivamente. En Castila - León, 2 por provincia y 6 por circunscripción autonómica. En Cataluña y Galicia se elegirían a 3 por provincia y a 4 a nivel autonómico, etc...

De este modo conseguimos que en el Senado haya representación provincial y autonómica, igualamos a las CC.AA en voz y voto, y conseguimos circunscripciones donde se eligen 8 o menos candidatos, importante para el siguiente punto.

La elección de estos Senadores la hacen directamente los propios ciudadanos (no las asambles autonómicas), mediante referendum utilizando Voto Personal Transferible, que neutraliza el voto útil y permite elegir nominalmente al senador/a de nuestro agrado.

Evidentemente, en este modelo el voto de los ciudadanos no vale lo mismo en cada CC.AA, porque no es de lo que se trata. En el Senado, de lo que se trata es de igualar la voz de los territorios, no de los ciudadanos. Para esto último, elaboraré una propuesta para el Congreso.

Subscribe to Comments for "Elección de parlamentarios/senadores por circunscripción nacional/autonómica"