Inadmisión de la demanda presentada contra el Reino de España ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

En Madrid, a 18 de julio de 2015.

El pasado 2 de julio el Tribunal Europeo de Derechos Humanos decidió inadmitir la demanda presentada contra el Reino de España por la decisión de nuestro Tribunal Constitucional (TC) de ratificar la no proclamación de las candidaturas de Unión Ciudadana por la Democracia para las elecciones generales de 20 de noviembre de 2011 por falta de avales.

En su auto de inadmisión [pdf], el TC estimó que la exigencia de avales a las formaciones sin representación parlamentaria no es lesiva del artículo 23.2 de la Constitución Española "pues obedece a la consecución de un valor o bien constitucionalmente protegido, como es la racionalización y perfeccionamiento del proceso electoral [...] cuyo adecuado funcionamiento puede verse afectado por la proliferación de candidaturas carentes [...] de respaldo en el cuerpo electoral".

De este modo, dos derechos expresamente recogidos en la Constitución -la libertad de ofrecerse a representar a nuestros conciudadanos (art 23.2), y la libertad para elegir nuestros representantes entre quienes se ofrezcan voluntarios para ello (23.1)- se vieron cercenados para la protección de un concepto jurídico indeterminado ("la racionalización y perfeccionamiento del proceso electoral") no mencionado ni implícito en ningún apartado de la Constitución... obviando el hecho de que, en unas elecciones libres y competitivas, el respaldo de cada candidatura en el cuerpo electoral sólo se conoce una vez celebradas las elecciones, no antes.

Con esta decisión, queda demostrado el sesgo eminentemente político de los sistemas de protección de los Derechos Humanos, tanto nacional como europeo, y su labor en favor de la preservación del status quo.

» Anteriormente en UCiD:

  1. El Tribunal Constitucional certifica que esta Constitución ya no nos sirve
  2. UCiD recurre la no proclamación de sus candidaturas a las generales del 20N