Organización Política del Estado

Separación de Poderes

Unificación del envío postal de propaganda electoral, y eliminación de subvenciones

Dado que la competición entre partidos políticos es uno de los pilares sobre los que se sustenta la democracia, resulta necesario eliminar de la ley electoral todo elemento que desvirtúe la necesaria igualdad de oportunidades entre quienes concurren a la formación de la voluntad popular.

Propuesta original: 

Propongo que se elimine toda subvención destinada a sufragar el envío postal de propaganda electoral, que los partidos políticos podrán seguir enviando con sus propios fondos. Dicha propaganda será sustituida por un único envío postal -gestionado por la Junta Electoral de la Circunscripción- en el que cada formación política que presente candidatura dispondrá de un espacio idéntico para exponer las directrices generales de su programa electoral, indicando su nombre, emblema y página web.

Será responsabilidad de los representantes provinciales de cada candidatura enviar la documentación necesaria para confeccionar este "dossier" electoral, gracias al cual los ciudadanos podrán conocer de primera mano todas las candidaturas entre las que pueden elegir. Para cada votación (congreso y senado, locales y autonómicas) se confeccionará un dossier agrupando la información de todas las candidaturas, y ordenándolas por sorteo.

Siempre que sea posible, se adjuntará en el envío una papeleta en blanco (caso del senado, o en el supuesto de que se adopte una papeleta electoral única para el resto de elecciones), de modo que el elector pueda votar en su casa.

Todos estos cambios serán reflejados en la Ley Orgánica sobre el Régimen Electoral General.

Ámbito Territorial: 
Estado: 

Auditoría y transparencia en las cuentas de la Casa Real, y régimen de incompatibilidades

Esta propuesta surge a raíz de estos dos post en sendos foros:

Propuesta original: 

Modificar el artículo 65.1 de la Constitución para que quede redactado de la siguiente manera:

En virtud de su condición de Jefe del Estado, el Rey recibe de los Presupuestos del Estado una cantidad global para el sostenimiento de su Familia y Casa, y distribuye libremente la misma, con las siguientes limitaciones aplicables a todos los miembros de su Familia y Casa:

  • No podrá poseer patrimonio en jurisdicciones consideradas fiscalmente opacas por el Gobierno u otros organismos internacionales.
  • No podrá poseer participaciones en empresas y/u organizaciones con ánimo de lucro, invertir su patrimonio a través de sociedades de inversión o similares, ni conceder préstamos a cambio de una contraprestación.
  • El Estado Español será el titular de todos los bienes adquiridos con cargo a los fondos recibidos de los Presupuestos del Estado.

Todas las actividades económicas de la Casa Real y su patrimonio serán revisadas y auditadas por el órgano competente del poder judicial que fiscalice las cuentas y de la gestión económica del Estado, cuyos informes serán accesibles a todos los ciudadanos.

Las donaciones y regalos realizados a un miembro de la Familia o Casa Real se entenderán realizadas al Estado español. Cuando se trate de bienes tangibles de uso personal y mientras el Estado no necesite disponer de dichos regalos, el destinatario de los mismos podrá disfrutarlos en usufructo asumiendo el coste de su mantenimiento.

Ningún integrante de la Familia y Casa real podrá ejercer función alguna, ya sea remunerada o no, por cuenta propia o para terceros, ni ejercer cargo públicos. El ejercicio de sus cargos institucionales deberá realizarse en régimen de dedicación absoluta.

Ámbito Territorial: 
Estado: 
Subscribe to RSS - Organización Política del Estado