Empleo

Festivos en viernes o lunes en honor a los grandes momentos de la historia de España

A fin de evitar que los días festivos caigan entre semana, mermando por una parte la productividad del país y desaprovechando parcialmente el potencial descanso que se puede obtener de ellos, considero apropiado acumular los días festivos en viernes o lunes, racionalizando su distribución a lo largo del año y eligiendo festividades que pongan el valor la rica historia de España.

Propuesta original: 
  1. Primer día del año que no sea domingo (Año nuevo)
  2. 3er viernes de marzo: Promulgación de La Pepa, tercera constitución moderna más antigua del mundo con considerable influenciaen otros textos constitucionales (19/mar/1812 [J])
  3. Viernes santo (entre el 20 de marzo y 23 de abril), o Jueves Santo si coincide con La Pepa
  4. 1er Lunes de mayo: Día de la independencia (2/May/1808 [L])
  5. 4º lunes de agosto » Día de Bartolomé de las Casas (nacimiento 24/Ago/1474 [X] u 84 [J]): Antecedente de los derechos humanos y el derecho internacional por su defensa de los indígenas americanos.
  6. 2º viernes de octubre » Día del descubrimiento (12/Oct/1492 [V])
  7. 3er viernes de octubre: Boda de los reyes católicos - Creación del Estado Moderno más antiguo de Europa (19/Oct/1469 [J])
  8. último viernes de diciembre: Día de entrada en vigor de la constitución del 78 (29 de dicembre de 1978 [V])
  9. Tardes del 24 y del 31 de diciembre
Ámbito Territorial: 
Estado: 

Reducción de la jornada laboral a 30 horas semanales

La lógica de esta propuesta es doble: desde una perspectiva macroeconómica, al reducir la jornada laboral (y con un control estricto de las horas extra), se crearán nuevos empleos y nuevos consumidores que, con su consumo, reactivarán la economía; desde una perspectiva política, reducir la jornada laboral permitiría a los trabajadores conciliar mejor su vida personal y laboral, y disfrutar del "dividendo tecnológico" (¿para qué sirve la tecnología si no es para trabajar menos?).

Esta medida se realizará modificando el estatuto de los trabajadores, estableciendo una jornada ordinaria de trabajo de 30 horas semanales en el artículo 34.1 y una disposición transitoria por la que los contratos celebrados con anterioridad a la entrada en vigor de las modificaciones conservarán una jornada máxima de 40 horas semanales; y que dicha jornada será de 37.5, 35 y 32,5 para aquellos contratos celebrados durante el primer, segundo y tercer año desde la entrada en vigor.

De esta forma la reforma se aplicará progresivamente y sólo a los nuevos contratos, no perturbando innecesariamente las jornadas de trabajo y sueldos ya establecidos. Los contratos antiguos podrán revisar a la baja la jornada ordinaria en su empresa por inicitiva colectiva de los trabajdores, a razón de 2,5horas semanales por año, y a condición de renunciar durante el siguiente año a la revisión salarial por incremento del IPC.

Es probable que la reducción de jornada impulse aumentos en la productividad por la necesidad de emplear mejor el tiempo, reduciendo actividades superfluas y/o no productivas.

Esta medida se complementaría con:

Materia: 
Ámbito Territorial: 

Supresión de la figura del estudiante en prácticas - becario

Cada día más, las empresas utilizan esta figura para sustituir puestos de trabajos por puestos en prácticas, no necesariamente remuneradas, que les permiten ahorrarse las cotizaciones de la seguridad social (y el salario en muchos casos), a la vez que crean puestos de becario/a en condiciones precarias (total temporalidad, altísima rotación, sin seguridad social) que asumen tareas poco formativas, contradiciendo el teórico fin de los programas de Cooperación educativa.

Un "estatuto del becario" no haría más que consolidar una situación que frena la emancipación temprana de los jóvenes y los atrapa a muchos jóvenes en un mercado de trabajo "no-laboral", por eso creo que es necesario derogar el Real Decreto y utilizar otras modalidades de contrato ya existentes, pero poco conocidos, para realizar prácticas en empresas. Concretamente:

Ambas figuras, que por cierto suelen utilizarse para dar continuidad al becario dentro de la empresa una vez finalizado el Convenio de Cooperación Educativa, implican acceso a los derechos recogidos en el estatuto de los trabajadores (vacaciones pagadas, por ejemplo), seguridad social y una retribución digna.

Propuesta original: 

Derogación del Real Decreto 1497/1981, de 19 de junio, sobre Programas de Cooperación Educativa, que regula la figura de los famosos becarios/as.

Materia: 
Ámbito Territorial: 
Estado: 

Salario Mínimo Interprofesional igual al 60% del Producto Interior Bruto per capita

Consideramos que existe una relación directa entre la capacidad de consumo general de la población, el crecimiento económico y el índice de empleo: conforme aumenta o disminuye la renta disponible, aumenta o disminuye el consumo y -en consecuencia- se crea o destruye empleo. Así, cuando aumenta la renta disponible -por ejemplo, vía endeudamiento o mediante políticas redistributivas- aumenta el consumo y, en consecuencia, el empleo. Del mismo modo, cuando disminuye la renta disponible -por ejemplo, al tener que devolver el principal más los intereses del capital prestado, o mediante políticas fiscales regresivas- disminuye el consumo y, en consecuencia, aumenta el paro.

A partir de la hipótesis de que el nivel de empleo es una función de la renta disponible para el consumo y el ahorro de la población, llegamos a la conclusión de que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es una herramienta clave en manos del Gobierno para estabilizar la economía y crear empleo a medio plazo: un nivel de participación suficiente de todos los trabajadores en la riqueza total que producen a lo largo del año (PIB) garantiza un nivel estable de consumo, ya que es más probable que estos trabajadores gasten la mayor parte de sus ingresos, fomentando la actividad productiva y activando el ciclo económico.

Propuesta original: 

Situar progresivamente, a lo largo de cuatro años, el Salario Mínimo Interprofesional en el 60% del Producto Interior Bruto per capita. Dicha cantidad hubiera sido -según datos de Eurostat- de 13.860€ brutos anuales, o 990€ en 14 pagas, para el año 2011.

Referencias: 
Ámbito Territorial: 
Estado: 
Subscribe to RSS - Empleo