Economía y Comercio

Festivos en viernes o lunes en honor a los grandes momentos de la historia de España

A fin de evitar que los días festivos caigan entre semana, mermando por una parte la productividad del país y desaprovechando parcialmente el potencial descanso que se puede obtener de ellos, considero apropiado acumular los días festivos en viernes o lunes, racionalizando su distribución a lo largo del año y eligiendo festividades que pongan el valor la rica historia de España.

Propuesta original: 
  1. Primer día del año que no sea domingo (Año nuevo)
  2. 3er viernes de marzo: Promulgación de La Pepa, tercera constitución moderna más antigua del mundo con considerable influenciaen otros textos constitucionales (19/mar/1812 [J])
  3. Viernes santo (entre el 20 de marzo y 23 de abril), o Jueves Santo si coincide con La Pepa
  4. 1er Lunes de mayo: Día de la independencia (2/May/1808 [L])
  5. 4º lunes de agosto » Día de Bartolomé de las Casas (nacimiento 24/Ago/1474 [X] u 84 [J]): Antecedente de los derechos humanos y el derecho internacional por su defensa de los indígenas americanos.
  6. 2º viernes de octubre » Día del descubrimiento (12/Oct/1492 [V])
  7. 3er viernes de octubre: Boda de los reyes católicos - Creación del Estado Moderno más antiguo de Europa (19/Oct/1469 [J])
  8. último viernes de diciembre: Día de entrada en vigor de la constitución del 78 (29 de dicembre de 1978 [V])
  9. Tardes del 24 y del 31 de diciembre
Ámbito Territorial: 
Estado: 

Adecuación del huso horario a la hora solar española

Pese a que casi toda la península ibérica está físicamente situada en la zona UTC+0 (salvo la zona occidental de Galicia y Portugal, además de Canarias [UTC-1]), la orden de 7 de marzo de 1940 sobre el adelanto de la hora legal en 60 minutos estableció que el horario oficial español marchara de acuerdo con la de otros países de la Europa continental [UTC+1] aduciendo "ventajas de diversos órdenes".

Sin embargo, parece más conveniente que la hora legal coincida con la solar de modo que al despertar haya más luz, y anochezca antes. De este modo, será más llevadero madrugar -al haber más luz-, se reducirá la prolongación irracional de los horarios laborales al oscurecer antes, y los amantes de la vida nocturna podrán adelantar su salida, y disfrutar de una hora más de los locales de ocio y de los transportes públicos para volver a sus casas.

Además, al acercarnos una hora al horario de la primera (EE.UU) y quinta (UK) economía del mundo -así como al del resto de latinoamérica-, esta medida facilitará la prestación de servicios desde y hacia economías con altas tasas de actividad y/o de crecimiento al aumentarse el solapamiento entre los horarios de estos países con los españoles.

El cambio de hora también servirá para sincronizar los horarios laborales con los de Europa, de modo que todos finalicemos la jornada laboral simultáneamente (ya que en la UE se sale una hora antes), así como para unificar el huso horario en la península ibérica.

Enlaces:
» Amanece muy pronto por aquí: mapa de la desviación entre la hora solar y la oficial

Propuesta original: 

Que se cambie la hora legal en España, atrasándola una hora para que coincida con la Hora de Europa Occidental, quedando unificada con la hora de Canarias.

Ámbito Territorial: 
Prioridad: 
Estado: 

Salario Mínimo Interprofesional igual al 60% del Producto Interior Bruto per capita

Consideramos que existe una relación directa entre la capacidad de consumo general de la población, el crecimiento económico y el índice de empleo: conforme aumenta o disminuye la renta disponible, aumenta o disminuye el consumo y -en consecuencia- se crea o destruye empleo. Así, cuando aumenta la renta disponible -por ejemplo, vía endeudamiento o mediante políticas redistributivas- aumenta el consumo y, en consecuencia, el empleo. Del mismo modo, cuando disminuye la renta disponible -por ejemplo, al tener que devolver el principal más los intereses del capital prestado, o mediante políticas fiscales regresivas- disminuye el consumo y, en consecuencia, aumenta el paro.

A partir de la hipótesis de que el nivel de empleo es una función de la renta disponible para el consumo y el ahorro de la población, llegamos a la conclusión de que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es una herramienta clave en manos del Gobierno para estabilizar la economía y crear empleo a medio plazo: un nivel de participación suficiente de todos los trabajadores en la riqueza total que producen a lo largo del año (PIB) garantiza un nivel estable de consumo, ya que es más probable que estos trabajadores gasten la mayor parte de sus ingresos, fomentando la actividad productiva y activando el ciclo económico.

Propuesta original: 

Situar progresivamente, a lo largo de cuatro años, el Salario Mínimo Interprofesional en el 60% del Producto Interior Bruto per capita. Dicha cantidad hubiera sido -según datos de Eurostat- de 13.860€ brutos anuales, o 990€ en 14 pagas, para el año 2011.

Referencias: 
Ámbito Territorial: 
Estado: 
Subscribe to RSS - Economía y Comercio